The land of follow me ( Buenos Aires 2000-2007) { 54 images } Created 21 Dec 2016

La casualidad hizo que llegara a Buenos Aires en Octubre del 2000. La ciudad que que había leído y tantas veces me habían contado aparecía como un lugar gris, inhóspito que poco o nada tenía que ver con la idea que me había hecho. Aún hoy ignoro que era aquello que me hacía sentir así, confundido y lleno de ansiedad, como si yo no fuese un mero espectador y la tensión y tristeza que se respiraba en el aire no me fueran ajenas.
Eterna aspirante al “primer mundo” y los idealizados paraísos de la Europa comunitaria y la todo poderosa Estados Unidos, Argentina se desmoronaba. Atrás habían quedado Evita y Perón, el lopezreguismo, la dictadura de los Videla y Galtieri, Alfonsín y los años de transición e hiper inflación, del plan austral y del abismo permanente. Habían llegado los felices años 90, las vacaciones en Miami, Punta del Este y Europa, la pizza con champán. Seguro que recuerdan al país de: “¡Síganme, no los voy a defraudar!”
Precisamente el crecimiento incontrolado del endeudamiento, la endémica corrupción y la insostenibilidad de una ficción que muchos argentinos se habían empecinado en creer, desembocó en la debacle de Diciembre del 2001. La caída del gobierno de De la Rúa y “el argentinazo” llevó a la ruina a gran parte de la tan celebrada clase media y hundió en la miseria a la mitad de la gente del país. "Este es el país corcho, me dijo alguien, lo hundís una y otra vez y siempre sale a flote" .
Sociedad moderna y desarrollada, corrupta y machista, sofisticada y educada, llena de mitos y supersticiones, de culto al cuerpo y de mucho colesterol, la Argentina es sus propias contradicciones.
Volver a Buenos Aires siempre desconcierta, uno no sabe muy bien por donde empezar. Decía Tomas Eloy Martínez que Buenos Aires es la única ciudad en la que se puede ver con claridad lo que un día fue y que en nada se parece a aquello que ha sido. Y es que a cada viaje, uno tiene la sensación de encontrarse un panorama diferente, de estar ante una realidad que muta continua y vertiginosamente, de que todo empieza de cero.
( Iñigo Bujedo-Aguirre 2010)
View: 25 | All